21 de agosto de 2007

Poesía amorosa de la antigua China




















EL CRUEL AIRE FRÍO DEL INVIERNO


El cruel aire frío del invierno ha llegado, los vientos del norte son despiadados y amargos. La pena más sutil conoce noches largas. Levanto los ojos hacia la multitud de estrellas apiñadas. La brillante luna de otoño está llena. El sapo y la liebre de la luna desaparecen por vigésima vez Un viajero que llegó de lejos me trajo una
carta Arriba dice "Te amaré siempre" Y abajo "Mucho tiempo estaremos separados". Pongo la cana sobre mi pecho. En tres años ninguna palabra ha perdido vigor. Mi corazón solitario se mantiene fiel, fiel. Temo que nunca lo sabrás.