22 de junio de 2014

Giuseppe Ungaretti
















No clamen más

Dejen de matar a los muertos,
No clamen más, no clamen, 
Si los quieren seguir oyendo, 
Si desean que no perezcan. 

Su susurro es imperceptible, 
Nunca hacen más ruido
Que la hierba al crecer, 
Contenta donde no pase el hombre.