7 de febrero de 2008

Luz Pozo Garza














la dama de la poesía gallega, nació en Ribadeo en 1922. Sus mejores textos pudieran ubicarse en: O paxaro na boca, 1952; verbas derradeiras, 1976; Concerto de outono, 1981; y en Códice calixtino, 1986. Su voz se ha expresado en las vertientes intimista, social y culturalista de la poesía. Es miembro de la Real Academia Gallega desde 1996.




traducción y nota introductoria de: Rafael Álvarez R.






De: Códice Calixtino, 1991.



"El reino después del diluvio"



Alguien va pronunciando una sílaba fría,
una mínima curva de un alfabeto efímero.
No digas que llegó la sombra;
fue una sensación nunca verificada,
fue la consagración de un cántico deforme.
No digas que llegó la sombra con labios exaltados.

Alguien va compartiendo las horas limpias,
los movimientos de la noche.
No digas que llegó el tiempo,
el desvelo del otoño que confirma el silencio,
la floración que gime y estremece.
No digas que llegó el tiempo
cuando concilian los labios un temblor de caléndulas.

Distanciar este espacio de una respuesta dura,
recuperar la música entregada a la inocencia.
No digas que va llegando la noche
si te acuerdas de las largas avenidas en una tarde de otoño,
si aún escuchas el idioma inconsolable del país en que se ama.
No digas que va llegando la noche
cuando declina el diálogo de las formas únicas.

Se puede esclarecer
la historia demorada a nivel de una vida.
No digas que cambió la suerte.
En el lugar de costumbre donde se posa un libro abierto
miras nuestra estancia,
el reino después del diluvio,
el reino donde se instalan espacios interiores
que alguna mano preserva de la sombra
del tiempo de la noche de la existencia.
No digas que se acerca como un soplo la muerte,
no digas que se acerca como un soplo la muerte
nunca.