24 de abril de 2012

Pierre Joris



















EL ESTADO DE: Los días de cualquier cosa estática, forma, contenido, estado ya terminaron. El siglo pasado nos ha expuesto que cualquier cosa que no participe en una transformación continua se endurece y muere. Todas las revoluciones han hecho exactamente eso: tanto aquellas que intentaron ocuparse del estado como aquéllas que intentaron ocuparse del estado de la poesía.