18 de septiembre de 2012

Roberto Valero
















POEMAS SIDOSOS


Heyoehka

Ahora que el sida es sólo un efecto colateral
de mis desgracias
“y no hay calamidad que no me ronde”,
ahora que puedo sentir
más que entender
la poesía renacentista
“la salud y la edad se hayan huido!”
ahora que también soy un es cansado
y la espalda parece prestada
(desgraciadamente no hay metáfora)
sombra del creador
la esperanza montando cachumbambé
este cansancio que viene del corazón
payaso sagrado que danza de cabeza
y camina hacia atrás
“si alguien pregunta díganle
aquí no pasa nada, no es más que la vida,”
y yo pasé....





Mayo 6, 1993