15 de septiembre de 2013

André Pieyre de Mandiargues




















EN COIMBRA

                             a J.


Estoy en Coimbra o sea en Portugal
Los franceses se compran muñecas con traje regional
Yo en cambio compré jabón en la “Droguerie Astrale”
Ya que tengo la firme intención de lavarme las manos
De mi país y del resto incluido el tuyo


Lo más curioso en este sucucho
Es una especie de edificio que nada tiene de jardín
Y que no obstante se llama el jardín de la Mancha


Tiene pinta de alambique de cuatro trompas
Sus cuatro retortas son cuatro mini pabellones
Que podrían haber servido para sublimaciones


Ahí de noche los tristes se vuelven medios maripositas
Al ruido de una fuente tacaña de gotitas
Lo que no tiene nada que ver con la Fuente de la Juventud
Cada uno lo sabe o por doctrina o experiencia
Todo eso es de un hastío lo bastante agobiante como para gustarme
Un atardecer al menos
Y sustraerme algún instante de los pensamientos.

(Coimbra, 18 de agosto de 1960)

 

LULÚ


La impúdica Lulú
Frota el último fósforo
En el muro de la cámara de gas


Amen a Lulú que supo
Ofrecer a su último instante
El lujo de una llama
Chica y personal


Desafiando al fuego del crematorio


Amen a Lulú
Lulú
Que se burló de todo
Del amor y de los hombres
De ella misma y del resto
Y murió a los dieciséis
Luminosamente


Amen con frecuencia elogien
El gesto deschavetado
Que le hace honor a todas


Ojo con el instante fosforescente
en que el tiempo fue glorificado.

(Praia da Rocha, 5 de septiembre de 1960)

    

EL TRANSISTOR


Nido de abejas en el extremo de la rama
Un transistor se balancea del brazo derecho de un idiota
El otro brazo que no lleva nada
Marca el paso a ras del muslo
Docta militarmente
La voz del gran idiota que gobierna el estado
Hace un ruido de abejorro al fondo de los alveólos


Está impeque el aparatito
Dice la hembra del idiota
Enamorada de los inventos


Orgullosa de la puntualidad de sus ovarios
Ignora que para los fines de la reproducción
Su mecanismo es artesanal
Y que se espera de las reinas de idiotas
Que serán considerables guatas blancas
Alojadas en celdas con forma de guata


Cien mil idiotas por minuto
Más aún
Elevando la frecuencia copulativa,
A imagen del vientre original
Pronunciará el gran idiota
En un lindo movimiento de alas
A la loïe fuller en la tele


Luego la dicha querrá que su lengua se pegue
En la miel infinita de la idiotez final

(Ifach, 1961)