19 de octubre de 2013

Norge Espinosa















Cifra de un cuerpo

  
Que toda plenitud sea ese torso, y que los pájaros
nacidos de su piel tu compañía:
un día del verano será finalmente eterno
si yace junto a ti aquel a quien amábamos.

Piel, eternidad, plenitud, irisdiscencia;
cifras de ese cuerpo que sólo tú describirás
oscuro y entrevisto, en el mar, cuando la tarde
y el tedio y el amor abren en una misma copa.

Copa levantada en hervor. Las despedidas
serán el rito amargo demorado en cada página.
Que tanta soledad pueda de pronto quebrantarse;
te salvará ese cuerpo. Cuando te roce, vivirás.
Pétalo en el aire. Abrazo apenas sostenido.

Si la Belleza es cosa cierta, sé que terminará cegándonos.