9 de noviembre de 2007

Luis Jimenez Hernandez

(Ver entradas anteriores)







I AINT GOT LONG TO STAY HERE



I


Colgado a la orilla de un río, los fríos vientos de Georgia son un espiritual triste. Descolorido. Hasta que los pobres. Se balancea la sombra del cadáver. Ríos traigan descanso y dulce gloria. Los ojos apagados se pierden en la línea morada de la lengua y la sombra.




II



Estaban allí - dijo - Sí, estaban allí los hombres del telégrafo y en la estación sigue el hombre que cuelga a la orilla del río cantando un blues. Estaban allí y entre la lona del camión se dejaban ver sus batas blancas salpicadas de lluvia.





III



Tampoco yo ... en mi mente se disfraza un canto lento con el aroma de los campos de algodón. Con la espalda surcada un hombre mira pasar el tiempo a través de los nomeolvides. No me conoce, tampoco le he conocido. No ha dejado de sonar el silbato de la locomotora y entre golpe y golpe de algodón sigue llegando su canto.