29 de septiembre de 2008

Antonella Anedda




















Roma. Licenciada en historia del arte moderno. Ha publicado varios libros de poesía como Residenze invernale (1992) y Notte di pace occidentale (1999). Premio Eugenio Montale 2000.





OCTUBRE,NOCHE






Acepta este silencio: la palabra constreñida en la oscuridad de
la garganta como un animal inmóvil, como el jabalí disecado
que en los temporales de octubre resplandecía en el sótano.
Lívido y de paja entrelazada, el corazón seco, sin humo,y sin
embargo contra el rayo que clavaba la puerta, cada vez en el
punto exacto en que había iniciado la muerte: el inútil retro-
ceder, el cuerpo ardiente, la patada del cazador en su costado.

Cierra los ojos. Piensa: liebre,y zorro y lobo, llama a las bestias
que acosadas corren por la tierra rasa y están en la onda del
morir o del adormecerse extenuadas en la madriguera donde
sólo quien está perseguido conoce realmente la noche, real-
mente el respiro.



(Noches de paz occidental,1999)