14 de abril de 2013

Po Chu Yi

















Los filósofos 


"De sabios es callar,
los que hablan nada saben"
dicen que dijo Lao Tsé
en un librito de ochocientas páginas.






Liberación


Al alba suspiré por un pelo caído,
por un pelo caído, de noche suspiré.
Porque temí la hora del derrumbe total.
¡Quién lo dijera! Calvo, por fin, me siento libre.

Se acabó el peluquero, los tintes y el champú.
Y el peine siempre alerta para ocultar los claros.
Y ya no me despeino cuando hace calor
y chapoteo en el río fresco de una aljofaina.

Es como otro bautizo: tengo, por fin, la paz
de un monje a rape, libre del pelo y del temor.