14 de abril de 2013

Tu Fu





















a  PI-SU-YAO


Tenemos talento.
La gente dice que somos los poetas más notables de estos días.
Nuestras casas son pobres, trivial nuestro renombre.
Mal comidos, mal vestidos, los criados nos miran desde arriba.
En el mediodía de nuestra edad tenemos arrugas.
¿A quién le importa, qué sabe nadie de lo que nos pasa?
Somos nuestra propia audiencia. 
Sólo nosotros sabemos lo que somos.
Un día, junto a los poemas de los grandes muertos alguien leerá los nuestros.
Al menos tendremos descendientes.